Cuidando la Salud Mental en medio de la Inmersión Digital

Las tecnologías digitales se han convertido en el mejor aliado del trabajo y el estudio en esta Pandemia, para comunicarse, para informarse, para las interacciones colaborativas y para entretenerse; sin embargo, el exceso o uso inadecuado de los entornos digitales puede afectar la salud mental.

Lo primero que sugiero es mantener la costumbre de las pausas activas, que deben estar acompañadas de terapias de rehabilitación visual, incrementando la frecuencia de parpadeo por minuto, cambiar de enfoques de visión cercana a visión lejana (cada 15 minutos), mantener los ojos cerrados por unos segundos para relajarlos.  También las posturas frente a las pantallas, de forma que se tenga ángulo de 90 grados espalda y silla, mirada de frente a las pantallas, sin que, de mucha luz a las pantallas.

El silencio digital puede hacerse tomando descanso y dejar de mirar, leer o escuchar noticias en redes sociales diariamente, recuperar la conversación cara a cara, la reflexión y meditación, las actividades físicas o escuchar música. Es importante asegurarse de crear horarios para que las actividades frente a las pantallas sean durante el día y no afecten las rutinas del sueño.

Ser consciente por auto monitoreo de regular el tiempo de pantalla (es decir, la cantidad de tiempo que se pasa usando todos los dispositivos con una pantalla como como teléfono inteligente, computador, televisión o consola de videojuegos) son esenciales. Se recomienda reducir el acceso o la exposición poniendo el dispositivo digital en algún lugar donde no esté constantemente disponible cuando se involucre en actividades sin tecnología y apagar o silenciar las notificaciones y los sonidos asociados en los dispositivos móviles pueden ser métodos útiles para la autorregulación.

Usar herramientas técnicas analógicas (como relojes de pulsera, despertadores) cuando sea posible en lugar de herramientas digitales pueden ayudar a prevenir el uso excesivo en ciertas situaciones (por ejemplo, comprobar la hora en un teléfono inteligente incrementa el uso de otras aplicaciones, como los sitios de medios sociales, debido a las notificaciones que aparece en la pantalla bloqueada).

Buscar ayuda si es necesario también es muy importante, si se tienen niveles de angustia o dificultades para controlar el uso de Internet o actividades específicas en línea (por ejemplo, apuestas, juegos), se sugiere contactar a profesionales de la salud mental o líneas de ayuda de tele salud, la búsqueda de ayuda en las etapas iniciales de adicción pueden ser eficaces para aliviar los síntomas.

Posted in Aprendizaje Organizacional, Sin categoría.

Deja un comentario