Confianza Digital

“En términos generales la confianza es la alta probabilidad de que un actor externo realice una acción que es beneficiosa (o al menos no perjudicial) para otros, de forma que se considere una cooperación con dicho actor”: Gambetta, 2000. La confianza es la base de todas las interacciones humanas, la confianza digital es el conocimiento que cada empresa está creando y entregando como la mejor experiencia posible para sus clientes a través de sus artefactos, entorno y plataforma digital. La confianza digital es la base de todas y cada una de las interacciones en la sociedad digital.

“En la transformación digital, la confianza digital se entiende como la calidad de la interacción que se deriva de la actividad empresarial y gubernamental en línea (por medios digitales)”: Smart Societies, 2017 . Así mismo, la seguridad digital es la situación de normalidad y de tranquilidad en el entorno digital como uno de los elementos claves para establecer confianza digital.

Para avanzar en la confianza digital las empresas pueden permitir a los clientes evaluar la identidad digital de la empresa y sus ofertas en línea. Hacer que las políticas de privacidad y las condiciones de servicio sean fácilmente accesibles y comprensibles. También, aclarar cómo funcionan los algoritmos de inteligencia artificial para proporcionar una línea de visión del tiempo y el estado de productos y servicios en las cadenas de suministro. Todas estas recomendaciones para avanzar en transparencia y accesibilidad.

De igual manera, para avanzar en la ética digital se deben resolver las quejas en línea de una manera sensible y oportuna. Detener la desinformación junto con fomentar la inclusión con herramientas que prueben la equidad y detecten los sesgos. Además, aplicar salvaguardias para promover el bienestar de los interesados junto con controles digitales que eviten el uso no ético o inapropiado de la tecnología.

En cuanto a privacidad y control se puede avanzar usando diferentes tipos de controles en los datos personales de los usuarios mejorando la precisión de los datos que se entregan a los consumidores y en ser moderado con la información personal identificable. Así mismo, En seguridad y fiabilidad avanzar en la verificación de la identidad de las personas que afirman ser clientes o proveedores para reducir la suplantación de identidad y el fraude, alertar proactivamente a los usuarios en caso de actividad sospechosa en la cuenta y usar la automatización y la inteligencia artificial para reducir tanto los errores como el fraude.

Transformación Digital de los Canales de Venta

La transformación digital es un cambio cultural, organizacional y operativo de una organización, industria o ecosistema a través de una integración inteligente de tecnologías, procesos y competencias digitales en todos los niveles y funciones de una manera estratégica y por etapas. Ahora bien, hoy abordamos lineamientos para las PYMES.

Para las ventas las empresas esperan potenciar sus canales digitales para ir más allá del multicanal y llegar al nivel del omnicanal.

El multicanal se basa en la suposición de que los clientes eligen una forma principal de participar accediendo a las tiendas físicas o la Web. Antes de la transformación digital, cada canal se tendía a gestionar de forma aislada con equipos, presupuestos, procesos, herramientas, estructuras de informes y objetivos de ingresos dedicados.

Con tantas plataformas tecnológicas disponibles los clientes hoy en día navegan entre muchos puntos de contacto digitales para una sola compra. Usando varias tecnologías que le permiten dictar cómo y dónde quieren participar y recibir servicios. Desde la perspectiva del cliente, un servicio esperado significa “buscar en la Web mediante el teléfono inteligente para agregar artículos a la canasta de compra, investigar los hallazgos en el computadora portátil o de casa, visitar tiendas para revisar artículos y buscar cupones y comparar precios en el móvil mientras está en la tienda física”. Para esto se requieren de servicios omnicanal donde están integrados todos los datos.

Por último, la transformación digital en los canales de ventas debe posibilitar el desarrollo de nuevas competencias en torno a las capacidades para ser más ágil y facilitar  la orientación a las personas, ser innovadores y centrados en el cliente, optimizados, eficientes y capaces de aprovechar oportunidades para cambiar el statu quo y sacar provecho a los macrodatos y los nuevos datos que se obtengan.

Consulte nuestros servicios para apoyarlos en la transformación digital.

El futuro del trabajo para los jóvenes en la Transformación Digital

El mundo del trabajo está cambiando. La globalización, el cambio climático, los cambios demográficos y los avances tecnológicos: son las mega tendencias globales que están provocando una evolución. La digitalización está generando una gran demanda de nuevos empleos que requieren competencias digitales que los jóvenes nativos digitales, centennials y millennials puedan aprovechar. Por ejemplo, soporte y operaciones digitales, operación de centros de datos, gestor de inteligencia de negocios, analista de datos, diseñador de experiencias inteligentes e innovadoras, gestor de servicios digitales, gestor de la calidad digital, defensor de la convivencia digital, diseñador de productos digitales, gestor de redes, gestor de la comunidad digital, análisis de riesgos y amenazas, ofensiva de ciberseguridad, computación forense, comunicador digital, director de cuentas comerciales, marketing digital, entre otros.

Las políticas y los marcos de gestión y operación para el trabajo de los jóvenes deben considerar: competencias, acceso a la protección social, derechos y bienestar en el trabajo, y las preocupaciones medioambientales y de equidad. Las competencias que se tienen que tener en cuenta son habilidades digitales, habilidades blandas para sacar ventaja de la nueva tecnología, habilidades creativas y de adaptabilidad, habilidades relacionadas con la sostenibilidad y la preparación para enfrentar los impactos del cambio climático.

La premisa y la práctica de la asistencia social contributiva y de los sistemas de pensiones deben adaptarse a las nuevas trayectorias de empleo y en un futuro a los cambios en el tipo y la disponibilidad de trabajar para asegurar que sigan siendo adecuados, justos, actualizados y aptos para los jóvenes. En la era digital se debe salvaguardar los derechos de los jóvenes trabajadores y su bienestar para asegurar un equilibrio de la vida laboral y personal protegiendo el derecho a la privacidad y preservando el espacio para la negociación colectiva. Además, de mayor flexibilidad en el trabajo por horas y por el uso de la tecnología que está fomentando el trabajo a distancia.

Se debe pensar en cómo asegurar a los jóvenes y a las organizaciones juveniles que sean incluidas en la configuración de las políticas y programas diseñados para responder a las necesidades en el cambiante mundo del trabajo. Así mismo, estimular su participación en ecosistemas maduros de emprendimiento e innovación.

La era de los Criptoactivos

Antes del inicio de la Pandemia, las criptomonedas estaban enfrentándose al fenómeno burbuja de muchas de las iniciativas asociadas al Internet y las tecnologías digitales, estaban perdiendo credibilidad y empuje, ahora están en auge, ya que se cuestiona el uso del dinero físico por foco de contaminación, porque se están privilegian los pagos digitales, por la masificación de actividades remotas realizadas desde casa (trabajo, educación, diversión, asistencia a eventos en línea concurridos, etc.).

Facebook con todo su poder, libero “Libra”, su criptomoneda y a Calibra como la plataforma de pagos de la red social, alimentando ambas tecnologías con una nueva versión de blockchain. Las instituciones financieras tradicionales están haciendo inversiones en cripto-organizaciones como Bitgo, para la custodia, negociación y finanzas de activos digitales institucionales; Nomura, ofrece como Banco de Asia, transacciones y envíos de criptomonedas a cualquier parte del mundo.   

El ecosistema de los criptoactivos ofrece minado, blockchain, monedas estables y servicios de tokenización, que es el proceso de sustitución de datos sensibles por símbolos de identificación únicos que retienen toda la información esencial sobre los datos sin comprometer su seguridad. Para el registro contable y de impuestos pueden consultar la guía de proveedores de servicios de activos virtuales, que pretende ayudar a los países y a los proveedores de servicios de activos virtuales a comprender sus obligaciones contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, y a implementar de manera efectiva los requisitos del GAFI* según se apliquen a este sector.

Las mejores prácticas para dinamizar e ir en el camino seguro para invertir y gestionar Criptoactivos, están en el trabajo mancomunado para las buenas prácticas de control gubernamental, de regulación y cumplimiento legal, de auditoria, de políticas contra el blanqueo de capitales (AML, en inglés), del proceso de verificación de la identidad de un cliente (KYC, en inglés) y de trabajo multilateral.

* GAFI: El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), reconocido como un actor clave para tales propósitos, es un grupo intergubernamental que establece estándares, desarrolla y promueve políticas para combatir el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo.

Economía de la Experiencia

(Pine y Gilmore, 2011), Utilizaron por primera vez el término “Economía de la Experiencia”, para describir la economía siguiente a la economía agraria, la economía industrial y la economía de servicios, potenciada hoy en día por la transformación digital y en especial por toda las nuevas olas de la inteligencia artificial.

Dando espacio a nuevos conceptos como marketing experiencial y gestión de la experiencia del consumidor, en correspondencia con una serie de fuerzas y desarrollos del mercado, que tienen como base consumidores más informados, sofisticados y exigentes debido a la omnipresencia de las tecnologías digitales, (Lugosi y Walls, 2013).

Pine & Gilmore, afirmaron que a medida que se mercantilizan cada vez más los productos y servicios, las experiencias se convierten en el siguiente paso, en lo que se conoce como la progresión del valor económico. Es decir, en la actualidad los consumidores buscan algo más que productos y servicios, desean experiencias, seguras por el fenómeno de la crisis sanitaria global, personalizadas y acorde a las expectativas, intereses y preferencias del consumidor, incluso para optimizar la inversión.

Los asistentes digitales inteligentes son una herramienta poderosa para conectar las experiencias de los clientes y los empleados, impulsando una mentalidad, objetivos y resultados comerciales unificados. La Inteligencia de la Experiencia, es un activo de la inteligencia estrategia organizacional, compuesto por datos de rendimiento, comportamiento, actividades y aprendizaje potenciados con la analítica de datos y el Big Data. En los ecosistemas de negocios, estos tipos de datos forman parte del flujo de datos distribuido por tecnologías digitales como IoT.

Competencias Digitales que apoyan la Aceleración Digital

En este blog ya habíamos propuesto como avanzar en las competencias digitales, bajo el marco de la ONU, para la gestión del conocimiento y la innovación, para las mujeres en épocas de crisis,  y de nuevo lo retomo para presentarles importantes avances como el propuesto por la rueda de competencia digital, propuesto por el centro de educación digital de Dinamarca, para valorar: capacidades de gestionar información, producción, comunicación y seguridad digital.

Se destaca en seguridad digital: gestión de la identidad digital, protección de datos, cuidar la salud física y mental, conocimiento sobre leyes asociadas a las tecnologías digitales. En producción, capacidades para: exploración digital, configuración de lo digital, automatizar, producir y compartir contenidos. En comunicación, capacidades para: colaborar, tener conciencia social, la participación activa y elección de los medios de comunicación. En información, capacidad para almacenar, buscar, realizar evaluación critica de la información y generar autoservicios.

El Marco Europeo de Competencias propuso en el 2006, las competencias clave para el ciudadano del siglo XXI como: cultura, lengua materna, emprendimiento, sociales y cívicas, aprender a aprender, matemática y tecnología y las digitales. La competencia digital para el uso seguro y crítico de las tecnologías de la sociedad de la información para el trabajo, el ocio y la comunicación.

En el mismo marco para el 2013 se propuso DigComp (competencia digital) para: comunicación y colaboración, creación de contenidos digitales, resolución de problemas, seguridad y alfabetización informacional. Para el 2017 se propuso la DigComp Edu (competencias digitales para docentes) para: manejo de recursos digitales, enseñanza y aprendizaje, empoderar a los aprendices, evaluación, facilitar en los aprendices competencias digitales y compromiso profesional.

En el 2018 se propusieron las competencias DigComp Org, (competencias digitales para la organización educativa) para: practicas de liderazgo y gobernanza, practicas de enseñanza y aprendizaje, contenidos y currículos, colaboración y networking, desarrollo profesional, infraestructura.

FoodTech, Tecnologías Digitales para los Alimentos

Food Tech, la transformación tecnológica del sector alimentario, los retos del sector son numerosos, incluida la sostenibilidad de los alimentos y la cuarta revolución industrial de la tecnología alimentaria. Las empresas de tecnología alimentaria utilizando tecnología de punta para modernizar el sector alimentario.

Ecosistema Digital para los Alimentos, nutrición y bienestar en línea, alimentos conectados, vinos y bebidas en línea, analítica para restaurantes, servicios digitales de alimentación institucional (catering), reservaciones y entrega de comida apoyado en vehículos autónomos, gestión inteligente para el rescate de los alimentos, son algunas de las posibilidades del Food Tech.

Food Tech es ” el sector emergente que explora cómo se puede aprovechar la tecnología para crear eficiencia y sostenibilidad en el diseño, producción, elección, entrega y disfrute de los alimentos”, según Forward Fooding. El sector tiene como objetivo adaptarse a los tiempos cambiantes y satisfacer las necesidades de consumidores cada vez más exigentes con hábitos alimentarios más saludables y sostenibles.

Por ejemplo en los últimos años, los innovadores de Food Tech, han creado nuevas y prometedoras formas de aprovechar el poder de la tecnología para mejorar el suministro de alimentos del mundo, para proteger los cultivos y maximizan los resultados, lo que permite cambios estructurales en el sistema agrícola que podrían lograr importantes objetivos de sostenibilidad de reducir los gases de efecto invernadero, reducir el uso de agua, poner fin a la deforestación y potencialmente incluso retener el carbono en el suelo.

Aquí puede consultar el mapa global de tecnología alimentaria, plataforma de inteligencia de datos que captura y monitorea más de 8.500 actores del ecosistema FoodTech, al fusionar múltiples fuentes de datos, proporcionamos información diferencial en conocimientos y actualizada para consultar los socios más relevantes a la hora de aprovechar herramienta de inteligencia para el sector.

Economía Circular

La economía circular alineada con crecimiento verde, sostenibilidad y cambio climático está centrada en diseñar y ofrecer productos y servicios alrededor del aprovechamiento de residuos para: reducir, descartar, repensar, reparar, rediseñar, renovar,  recuperar, reutilizar o reciclar (ilustración).

Para potenciar la economía circular se requiere de trabajo colaborativo de co-creación para las fases de: gestión operacional, gestión del diseño y marketing (ilustración). Los servicios de la economía circular están alineados con los ODS (Objetivos de desarrollo sostenible): energía asequible y no contaminable; industria, innovación e infraestructura; ciudades y comunidades sostenibles; producción y consumo responsable; alianzas para lograr los objetivos.

Se pretende coadyuvar a los sectores económicos regionales y nacionales, para lograr beneficios ambientales y económicos de la economía circular, ambientales como: reducción de la extracción de materiales y energía; uso de materias prima y fuentes de energía a partir de recursos renovables; fortalecimiento de capacidades por el uso de productos y servicios amigables con el medio ambiente; reducción de residuos y emisiones; reusó de productos y materiales; fortalecimiento del tejido social por medio de colaboraciones e intercambios.

Económicos: reducción de costos para el manejo de residuos, reducción de costos de control de emisiones, atracción de nuevas fuentes de financiamiento, ingresos por venta de subproductos, reducción costos de materia prima y energía, reducción de costos por cumplimiento de normatividad, minimización de materiales escasos y energía.

Cuidando la Salud Mental en medio de la Inmersión Digital

Las tecnologías digitales se han convertido en el mejor aliado del trabajo y el estudio en esta Pandemia, para comunicarse, para informarse, para las interacciones colaborativas y para entretenerse; sin embargo, el exceso o uso inadecuado de los entornos digitales puede afectar la salud mental.

Lo primero que sugiero es mantener la costumbre de las pausas activas, que deben estar acompañadas de terapias de rehabilitación visual, incrementando la frecuencia de parpadeo por minuto, cambiar de enfoques de visión cercana a visión lejana (cada 15 minutos), mantener los ojos cerrados por unos segundos para relajarlos.  También las posturas frente a las pantallas, de forma que se tenga ángulo de 90 grados espalda y silla, mirada de frente a las pantallas, sin que, de mucha luz a las pantallas.

El silencio digital puede hacerse tomando descanso y dejar de mirar, leer o escuchar noticias en redes sociales diariamente, recuperar la conversación cara a cara, la reflexión y meditación, las actividades físicas o escuchar música. Es importante asegurarse de crear horarios para que las actividades frente a las pantallas sean durante el día y no afecten las rutinas del sueño.

Ser consciente por auto monitoreo de regular el tiempo de pantalla (es decir, la cantidad de tiempo que se pasa usando todos los dispositivos con una pantalla como como teléfono inteligente, computador, televisión o consola de videojuegos) son esenciales. Se recomienda reducir el acceso o la exposición poniendo el dispositivo digital en algún lugar donde no esté constantemente disponible cuando se involucre en actividades sin tecnología y apagar o silenciar las notificaciones y los sonidos asociados en los dispositivos móviles pueden ser métodos útiles para la autorregulación.

Usar herramientas técnicas analógicas (como relojes de pulsera, despertadores) cuando sea posible en lugar de herramientas digitales pueden ayudar a prevenir el uso excesivo en ciertas situaciones (por ejemplo, comprobar la hora en un teléfono inteligente incrementa el uso de otras aplicaciones, como los sitios de medios sociales, debido a las notificaciones que aparece en la pantalla bloqueada).

Buscar ayuda si es necesario también es muy importante, si se tienen niveles de angustia o dificultades para controlar el uso de Internet o actividades específicas en línea (por ejemplo, apuestas, juegos), se sugiere contactar a profesionales de la salud mental o líneas de ayuda de tele salud, la búsqueda de ayuda en las etapas iniciales de adicción pueden ser eficaces para aliviar los síntomas.

Automatización Inteligente de Procesos Comerciales

Son un conjunto integrado de tecnologías que coordina a las personas, las máquinas y las cosas (Internet de las cosas) y apoya los requisitos tradicionales de gestión de procesos empresariales. Estas tecnologías también ofrecen: Inteligencia y apoyo a procesos específicos de la industria y la organización.

Para lograrlo como se presenta en la ilustración se debe primero gestionar los procesos del negocio (BPM) con las mejores metodologías y herramientas como Bizagi. Aplicar analítica de datos con sus posibilidades descriptivas, predictivas y prescriptivas. Incorporar servicios y aplicaciones de robótica.  Hasta la aplicación de la computación cognitiva y la inteligencia artificial.

El objetivo principal de la Automatización Inteligente de Procesos (IPA) es permitir a las organizaciones automatizar los procesos que implican un contenido no estructurado, incluyendo texto e imágenes. Se pueden distinguir tres tipos de automatización para los procesos comerciales: (1) automatización fija, (2) automatización programable, y (3) automatización flexible.

La automatización de procesos robóticos (RPA) sigue reglas para automatizar el trabajo que no tiene variación porque es mecánico y secuencial. La Automatización Inteligente integra todas las capacidades que se encuentran en RPA, además de añadir capacidades para la automatización de procesos que sólo son posibles a través de robots que aprenden y se adaptan a los datos en tiempo real. Consúltenos sobre nuestros servicios IPA, para poder guiarlos hacia la organización inteligente.