Modelos de Negocio Digitales

Al acelerarse la transformación digital por el confinamiento de la crisis sanitaria, se preguntan empresas, colaboradores y profesionales como avanzar en el modelo del negocio digital, ya sea creciendo en “cultural ágil”, habilitando modelos de operación basados en datos o en la ejecución inteligente (aplicando inteligencia artificial de punta).

El modelo operativo basado en datos a partir del análisis y la arquitectura de datos, permite la hiper segmentación del mercado y la personalización de las actividades comerciales, es decir, entendiendo al cliente, tomando decisiones sobre el cliente, con datos en tiempo real del cliente y tomando decisiones sobre el negocio. El más exitoso modelo operativo basado en datos es el de Adobe, centrado en: diseño de experiencias, responsabilidad en la preservación de los datos y procesos basados en la trayectoria de leads y clientes.

Una cultura ágil tiene que construirse sobre una mentalidad ágil, de forma que las actuaciones se muevan más rápidamente, buscando que haya menos jerarquía en la toma de decisiones y que se entregue la responsabilidad a pequeños grupos y equipos ágiles para hacer que las cosas sucedan. Los canales de comunicación son entonces eficientes y abiertos, ya que hay más transparencia, es llevar SCRUM a diversos niveles del negocio, para un modelado ágil. El reto de la agilidad, con alto rendimiento y trabajo colaborativo.

La ejecución inteligente, como es el caso de aplicar el enfoque de la inteligencia ambiental (una de las formas de aplicar inteligencia artificial), dado por la convergencia de computación ubicua, comunicación ubicua y las interfaces que se adaptan al usuario; conectado sensores, actuadores y dispositivos en red, para adquirir y analizar datos de manera flexible en simultánea con la generación de acciones autónomas. El rol de las tecnologías digitales en la ejecución inteligente ha permitido ayudar a sobrevivir en medio de la crisis, acotar las fases de recuperación y disponer de plataformas digitales resistentes para los negocios. 

Los modelos de negocios digitales pretenden afectar la velocidad de transformación de cada organización, para lo que es fundamental la mentalidad de los colaboradores (confianza, respeto, apertura, coraje, empatía), en estas épocas de crisis sanitaria, el principal activo de las organizaciones es su agilidad para transformarse mediante tecnologías digitales para acrecentar su capacidad de respuesta a mercados emergentes de consumidores signados por la pandemia.

Diseño Insitu de Productos

Frente a la crisis sanitaria mundial y la denominada nueva(a) normalidad, las empresas y los profesionales están atendiendo tendencias de: potencial, perspectiva y propósito, potencial para gestionar el conocimiento, trabajo en equipo y colaborativo apoyado en medios digitales y recualificación; perspectiva considerando la ética del cuidado, gestionando estrategias y escenarios y negociando compensaciones;  propósito en cuanto a pertenencia, a la dinámica laboral pandemia y post-pandemia y el diseño del trabajo para el bienestar, la sostenibilidad y la resiliencia.

En estas dinámicas, se requiere de servicios de diseño de productos, para beneficiar a la organización-empresa en el proceso de diseño y desarrollo de un producto. La simulación de un diseño a través de la creación de prototipos, del diseño digital y-o de co-creación apoyada en TIC, reduce el riesgo de desarrollo sin comprometerse con el tiempo y el costo de producción (ilustración con el paso a paso para el diseño de productos).

El servicio de consultoría comprende el acompañamiento a la organización-empresa utilizando las mejores prácticas de gestión en Diseño de Productos con los siguientes componentes: estrategia de nuevos productos, generación y evaluación de ideas con análisis de negocio, diseño y desarrollo, evaluar prototipos, simulaciones internas de procesos (métricas y medición del desempeño).

Diseño de Productos

Entrenamiento y Capacitación Virtual

En medio de la transformación digital, de la tecnología como el gran habilitante del trabajo remoto y de las relaciones entre las personas en esta Pandemia, las empresas y sus colaboradores además de facilitar el trabajo en casa, requieren de acceso a entrenamientos y capacitaciones en línea.

Se pueden seleccionar los más adecuados Cursos Masivos Abiertos en Línea (MOOC) y optar por el pago de la certificación, para acceder de una forma asequible y flexible a aprender nuevas habilidades y recibir experiencias educativas de calidad a escala. Los portales recomendados son Coursera, Miriadax, FutureLearn.

Existe el desafío de diseñar contenidos educativos propios de la empresa para apoyar las dinámicas del trabajo remoto como inducción al personal, códigos de ética, seguridad en el trabajo en casa, manejo de sistemas informáticos empresariales, habilidades blandas a la medida del colaborador, gestor de conocimiento o entrenamiento en competencias especializadas para las particularidades del trabajo remoto a realizar.

El “Reskilling” (recalificación), se define como el entrenamiento de empleados que han demostrado tener la aptitud para aprender una ocupación completamente nueva y el “Upskilling” se centra en proporcionar formación a los empleados que necesitan aprender nuevas habilidades para mejorar su rendimiento actual sin cambiar su posición o trayectoria profesional.

En la ilustración les comparto el proceso que seguimos en Logopolis para el diseño y desarrollo de contenidos educativos digitales, consúltenos para acompañarlos en este reto de formación en línea (Ver imagen).

Proceso de Diseño y Desarrollo de Contenidos Educativos Digitales

Gestión del Conocimiento en Operación Restringida

En estas épocas de Pandemia las empresas se enfrentan a operaciones restringidas por no existencia o disminución de la demanda, por barreras del mercado (legales o acuerdos contractuales, logísticas, aislamiento y confinamiento de poblaciones), por costos ocultos del proceso (gastos fijos sin ingreso por ventas, ineficiencia del personal, daños y pérdidas de fuerza mayor por emergencias naturales o sanitarias), por cambios abruptos en el ciclo del producto (productos perecibles, productos peligrosos, productos sin terminar, productos sin demanda por aislamiento de clientes), por especialización del proceso (requisitos especiales de operación, requerimientos de altos niveles tecnológicos para operar por medios digitales), por falta de  cobertura del mercado (costos de transporte, costos de ubicación de puntos de venta, costos de distribución, costo de almacenaje) o por la financiación del proceso comercial (costos de financiamiento, riesgos de pérdida de la inversión, comprometer vigencias futuras).

La gestión del conocimiento potencia el trabajo colaborativo, el uso intensivo del conocimiento para la recursividad y para enfrentar la entropía, para apoyar la toma de decisiones frente a diversas alternativas gubernamentales y-o de fondos financieros, adoptar y adaptar buenas prácticas y lecciones aprendidas, asistencia y voluntariado entre colegas, exploradores de tecnologías, redes de conocimiento para el desarrollo, la distribución y la aplicación de conocimientos.

Las tecnologías digitales han avanzado significativamente y se dispone de herramientas abiertas para el trabajo remoto, para la educación remota, para el trabajo colaborativo, para la gestión de proyectos.

Cada colaborador de las empresas como gestor del conocimiento, competencias para gestionar conocimiento tácito, conocimiento explícito y conocimiento embebido, con capacidades para aplicar conocimiento para las operaciones restringidas. Participar activamente en las comunidades de practica sacando provecho de la interacción de los miembros de la comunidad que se ayudan mutuamente con las necesidades de trabajo cotidiano, que comparten las mejores prácticas y experiencias alrededor de temas de interés mutuo, comunidades de gestión del conocimiento, comunidades de innovación, para el rediseño de productos y servicios.

Escenarios COVID-19 y Post-COVID-19

Deloitte es una de las “Cuatro Grandes” organizaciones de contabilidad y una red de servicios profesionales de cobertura mundial con sede en Londres, recientemente público un análisis de escenarios para lideres resilientes de empresas y organizaciones proyectando para los próximos 3 a 5 años, utilizando el Big Data para analizar la incertidumbre desde la severidad de la Pandemia (patrones y progresión), desde los niveles de colaboración entre los países, desde la respuesta a la crisis de los sistemas sanitarios, desde las consecuencias económicas y desde la cohesión social para enfrentar la crisis.

El estudio propone cuatro escenarios, de manera que las organizaciones, empresas y ciudadanos se vean en ellos para toma de decisiones, los escenarios los denominan: “pasando la tormenta”, “buena compañía” (empresa u organización), “el amanecer en el este” (tomar de referencia algunos de los países asiáticos) y “lobos solitarios”.

Los expertos de Deloitte exploran para cada escenario la sociedad, la tecnología, la economía, el medio ambiente y la política, sociedad: niveles de confianza, impacto psicológico después de las cuarentenas, impacto en las diferentes generaciones e impacto a largo plazo en la educación; tecnología: actitud para compartir datos, velocidad de la innovación tecnológica, efectos a largo plazo en los puestos de trabajo, tipos de nuevas tecnologías adoptadas; economía: velocidad de la recuperación económica, distribución del crecimiento económico, impactos en inequidad y cambios hacia nuevos modelos de negocio; medio ambiente: focalizado en el cambio climático, reducción de emisiones, inversiones en energías renovables; política: impacto en los gobiernos a largo plazo, impacto en las políticas públicas y la regulación, niveles de confianza en los sistemas políticos y cambios en las metodologías de elección.

En el escenario de “pasando la tormenta” se centra en las relaciones familiares e interpersonales, se están moviendo hacia actuaciones en línea (digitales), se vislumbra recesión e inequidad, se está renovando la colaboración como esperanza de progreso y se está ganando confianza en los gobiernos.  En el escenario de “buena compañía” se mantiene a la sociedad conducida por un propósito, se están adoptando soluciones de alta tecnología y biotecnología, el crecimiento se concentra en el poder disruptivo de las empresas a largo plazo, las organizaciones y empresas avanzan en sostenibilidad y energías renovables, alianzas gubernamentales con grandes corporaciones como parte de la solución.

En el escenario de “el amanecer en el este” se incrementa el énfasis en el bien colectivo, se acelera compartir datos y avanzar en capacidades de alta tecnología e inteligencia artificial, contraer la economía por la naturaleza prolongada del virus, se desestima el medio ambiente por la recuperación económica, se observa como referencia como políticamente se gestiona con efectividad el virus. En el escenario “lobos solitarios” la xenofobia y la sospecha se convierten en normas, se avanza en lo tecnológico, pero con medidas de control, hay confusión económica por los cambios en la cadena global, declinan la independencia de las energías tradicionales y la política se guía por el aislamiento para contener el virus. 

Escenarios Deloitte, COVID-19

Ética del cuidado

En estas épocas de Pandemia se espera que la toma de decisiones morales sea racional y lógica, con un enfoque en reglas universales y objetivas. En contraste, la ética del cuidado defiende algunas emociones, como el cuidado o la compasión, como morales.

La ética del cuidado es una ética feminista, que reconoce que las reglas deben aplicarse en un contexto, y la toma de decisiones morales en la vida real están influenciadas por las relaciones que tenemos con quienes nos rodean.  En estas épocas de la equidad de género y del movimiento “me too”, vincular a las mujeres con el rasgo del cuidado podría criticarse como estereotipo sexista, máxime cuando la sociedad no valora a los cuidadores como deberían, sin distingo de género.

Las dimensiones de la ética del cuidado incluyen cuidado de nosotros mismos (cuerpo y espíritu), cuidado de los otros (forma de relacionarnos), cuidado del intelecto (inteligencia de la colaboración, del altruismo), cuidado de los extraños (cuidar los bienes públicos tangibles e intangibles).

No son solo las mujeres las que se preocupan o las que asumen roles de cuidadoras (remuneradas o no), sin embargo, las profesiones empáticas con el cuidado, como la enfermería, la enseñanza, el cuidado de los niños y el asesoramiento, están dominadas por las mujeres, y las mujeres aún desempeñan la mayoría de los roles de cuidado no remunerados, incluida la crianza de los hijos y las tareas domésticas en el hogar.

Para practicar la ética del cuidado se recomienda comprender que las personas tienen diversos grados de dependencia e interdependencia entre sí, que otros individuos afectados por las consecuencias de las elecciones de uno merecen consideración en proporción a su vulnerabilidad, que los detalles de la situación determinan cómo salvaguardar y promover los intereses de los involucrados.

Seguridad Digital en el Teletrabajo

Por obvias razones trabajar desde casa no significa tener los controles, gestión de riesgos y herramientas de seguridad informática de cada empresa y organización a la que se teletrabaja, si bien se dispone de la seguridad de los sistemas de información de la empresa al accederlos en vía remota, son varias las recomendaciones a seguir para apoyar la seguridad de la información desde cada sitio en que se realiza el teletrabajo.

El Centro Criptológico Nacional de España libero en abril del 2020 una completa guía con “recomendaciones para situaciones de teletrabajo y refuerzo en vigilancia”, que propone soluciones técnicas para el acceso remoto, manejo del correo electrónico, protección de documentos, protección en videoconferencias y reuniones virtuales, protección de herramientas en la nube para el trabajo colaborativo, entre otros temas críticos.

Se cuenta también con el estándar ISO 27701 para los sistemas de gestión de información de privacidad, para ayudar a las empresas y organizaciones en los procesos de gestión de la información de carácter personal que gestionan las organizaciones, facilita el cumplimiento de las normativas legales vinculadas a los datos de carácter personal, esto debe ser articulado con las normas de cada país.

El Centro de Respuesta a Incidentes de Seguridad – Incibe de España cuenta con la guía de “Protección en movilidad y conexiones inalámbricas”, con medidas para evitar la pérdida o robo de información, de dispositivos o de credenciales, y lineamientos para el uso de dispositivos personales, el llamado BYOD (Bring Your Own Device) y la utilización de servicios en la nube.

Con el apoyo de la empresa para la que se teletrabaja, considerar requisitos para la protección física, restricciones de instalación de software, restricciones de conexión, protección ante software malicioso, copias de respaldo y utilización de servicios web y apps, entre otros.

Imagen tomada de: Blog Sealpath

Competencias para las mujeres en tiempos de crisis sanitaria

La Comunidad Feminnova es la iniciativa de nuestra empresa como estrategia de Responsabilidad Social, esta dirigida a generar conocimientos y servicios para la mujer, acompañarla para potenciar su rol como gestora del conocimiento y la innovación social y productiva. Las competencias de las que mas se hablan en esta época son solidaridad, resiliencia, disciplina, ingenio entre otras.

En junio próximo estaremos abriendo el curso virtual “Habilidades de Resiliencia en la Mujer”, con una estrategia de micro aprendizajes muy didácticos e interactivos para comprender la resiliencia, para desarrollar estrategias de pensamiento resiliente, para empoderar las emociones y para fortalecer el carácter y las relaciones.

La solidaridad es el apoyo o el apego circunstancial a una causa o al interés colectivo o de otros, como lo es en situaciones difíciles, la mujer por su alto sentido de sensibilidad y percepción, potencia la colaboración mutua entre las personas, para estar unidas en todo momento, sobre todo cuando se vivencian experiencias difíciles.

La disciplina ayuda a entrenar la mente y el carácter de una persona, construyendo un sentido de autocontrol y la práctica de la obediencia, la autodisciplina es una forma de libertad, libertad de la pereza y el letargo, libertad de las expectativas y demandas de los demás, libertad de la debilidad, el miedo y la duda.

El ingenio y la creatividad permiten convertir ideas nuevas e imaginativas en realidad, la creatividad se caracteriza por la capacidad de percibir el mundo de nuevas maneras, de encontrar patrones ocultos, de establecer conexiones entre fenómenos aparentemente no relacionados y de generar soluciones.

Continuidad del Negocio

En estas épocas que estamos viviendo cobra mayor valor lo planteado por la norma ISO 22301, “seguridad de la sociedad – sistemas de gestión de la continuidad del negocio”, para que empresas y organizaciones verifiquen las buenas prácticas que se tienen para la continuidad del negocio (Business Continuity Management BCM).

Se requiere potenciar tres componentes: gestión de crisis, continuidad de las operaciones, atención de emergencias. La primera para proteger el prestigio de la organización y custodiar el bienestar de los grupos de interés ante situaciones de crisis que pongan en riesgo la permanencia y el cumplimiento de los objetivos estratégicos, sugiero consultar la completa guía de Protiviti.

La continuidad de operaciones tiene que ver con salvaguardar las operaciones críticas de la organización a través de procedimientos, recursos, pruebas y aspectos requeridos para recuperar las actividades criticas ante un evento o incidente de perturbación del negocio.

La atención de emergencias para proteger a las personas, el medio ambiente y los activos ante la manifestación de un incidente y tomar las medidas necesarias para evitar la amplificación de los impactos negativos de este, sugiero consultar el sello de bioseguridad del MinComercio en Colombia.

Si bien al día de hoy se esta operando contra la crisis sanitaria, se debe tener presente que también existen otras situaciones como desastres naturales, fallos internos, fallos energéticos o ataques cibernéticos por los que se debe gestionar la continuidad del negocio.

Guía publicada por la Fundación Protiviti

Servicios en Línea en la Crisis Sanitaria

La transformación digital venia invitándonos a aprovechar al máximo los entornos digitales para generar valor, para innovar, para ser sostenibles, hoy en día las tecnologías digitales están permitiendo a la sociedad enfrentarse a los fenómenos de la crisis sanitaria, para el uso de lo digital en el aislamiento en casa, en el teletrabajo, en el estudio apoyado por medios virtuales, para la comunicación y para la formulación de propuestas para los sectores mas apremiados por la crisis: transporte, turismo y ocio, construcción y bienes inmuebles, fabricación, petróleo.

Con Meet, con Teams, con Zoom (con todas las precauciones de seguridad) o con Goto Meeting por citar algunos, nos conectamos con los demás uno a uno, o con varios, para reuniones, clases y trabajo compartido, incluso Facebook habilito su poderosa herramienta workplace.

Oracle libero cursos y certificados, Coursera libero cursos para todos, la asociación de editoriales universitarias de Colombia  (ASEUC) libero sus documentos electrónicos dejándolos con acceso open, la red de universidades de México (RIE360) habilito recursos educativos en época de Covid-19, el catálogo en línea de Hardvard.

El MinTIC en Colombia, ofreció a los empresarios del país crear páginas web gratis, el BID abrió una convocatoria para estas circunstancias excepcionales que se viven en el mundo y América Latina, la “Iniciativa de Bienes Públicos Regionales”, la simulación de la Universidad de los Andes para escenarios post-cuarentena.