Cuidando la Salud Mental en medio de la Inmersión Digital

Las tecnologías digitales se han convertido en el mejor aliado del trabajo y el estudio en esta Pandemia, para comunicarse, para informarse, para las interacciones colaborativas y para entretenerse; sin embargo, el exceso o uso inadecuado de los entornos digitales puede afectar la salud mental.

Lo primero que sugiero es mantener la costumbre de las pausas activas, que deben estar acompañadas de terapias de rehabilitación visual, incrementando la frecuencia de parpadeo por minuto, cambiar de enfoques de visión cercana a visión lejana (cada 15 minutos), mantener los ojos cerrados por unos segundos para relajarlos.  También las posturas frente a las pantallas, de forma que se tenga ángulo de 90 grados espalda y silla, mirada de frente a las pantallas, sin que, de mucha luz a las pantallas.

El silencio digital puede hacerse tomando descanso y dejar de mirar, leer o escuchar noticias en redes sociales diariamente, recuperar la conversación cara a cara, la reflexión y meditación, las actividades físicas o escuchar música. Es importante asegurarse de crear horarios para que las actividades frente a las pantallas sean durante el día y no afecten las rutinas del sueño.

Ser consciente por auto monitoreo de regular el tiempo de pantalla (es decir, la cantidad de tiempo que se pasa usando todos los dispositivos con una pantalla como como teléfono inteligente, computador, televisión o consola de videojuegos) son esenciales. Se recomienda reducir el acceso o la exposición poniendo el dispositivo digital en algún lugar donde no esté constantemente disponible cuando se involucre en actividades sin tecnología y apagar o silenciar las notificaciones y los sonidos asociados en los dispositivos móviles pueden ser métodos útiles para la autorregulación.

Usar herramientas técnicas analógicas (como relojes de pulsera, despertadores) cuando sea posible en lugar de herramientas digitales pueden ayudar a prevenir el uso excesivo en ciertas situaciones (por ejemplo, comprobar la hora en un teléfono inteligente incrementa el uso de otras aplicaciones, como los sitios de medios sociales, debido a las notificaciones que aparece en la pantalla bloqueada).

Buscar ayuda si es necesario también es muy importante, si se tienen niveles de angustia o dificultades para controlar el uso de Internet o actividades específicas en línea (por ejemplo, apuestas, juegos), se sugiere contactar a profesionales de la salud mental o líneas de ayuda de tele salud, la búsqueda de ayuda en las etapas iniciales de adicción pueden ser eficaces para aliviar los síntomas.

Organización Ágil

Una cultura ágil es un entorno que se sustenta en valores, comportamientos y prácticas fundamentales, que permiten a todos los niveles de una organización adaptarse mejor a los cambios culturales, estratégicos y de otro tipo. Las organizaciones inteligentes están emergiendo a partir de la transformación organizacional y digital con pilares como: La gestión de los datos, la aplicación de la inteligencia artificial y la automatización, la ejecución inteligente y la cultura ágil.

Para avanzar como organización ágil se recomienda apoyar y proteger los valores ágiles con un fuerte liderazgo; ayudar a los equipos y a las partes interesadas a organizarse; gestionar el portafolio de productos y servicios con resultados; eliminar sistemáticamente las fuentes de desperdicio y empoderar a los equipos ágiles; medir y mejorar el valor entregado a los grupos de interés con una retroalimentación frecuente. En la ilustración se aprecia la consultoría que presta nuestra empresa para desplegar e implementar buenas practicas para organizaciones agiles.

Existen diversas metodologías como: Lean Startup, Lean UX, Scrum y Kanban. Una cultura de trabajo ágil genera una mentalidad organizacional apoyada en procesos de aprendizaje dinámico en colectivos cross-funcionales para resolver problemas en contextos de incertidumbre. La cultura tiene que ver también con autoaprendizaje, agilidad, flexibilidad, escalabilidad y automatización.

Consúltenos para acompañarlos en como potenciar el activo intangible de la “agilidad”, para transformarse usando las tecnologías para multiplicar la capacidad de respuesta los mercados emergentes.

Entrenamiento y Capacitación Virtual

En medio de la transformación digital, de la tecnología como el gran habilitante del trabajo remoto y de las relaciones entre las personas en esta Pandemia, las empresas y sus colaboradores además de facilitar el trabajo en casa, requieren de acceso a entrenamientos y capacitaciones en línea.

Se pueden seleccionar los más adecuados Cursos Masivos Abiertos en Línea (MOOC) y optar por el pago de la certificación, para acceder de una forma asequible y flexible a aprender nuevas habilidades y recibir experiencias educativas de calidad a escala. Los portales recomendados son Coursera, Miriadax, FutureLearn.

Existe el desafío de diseñar contenidos educativos propios de la empresa para apoyar las dinámicas del trabajo remoto como inducción al personal, códigos de ética, seguridad en el trabajo en casa, manejo de sistemas informáticos empresariales, habilidades blandas a la medida del colaborador, gestor de conocimiento o entrenamiento en competencias especializadas para las particularidades del trabajo remoto a realizar.

El “Reskilling” (recalificación), se define como el entrenamiento de empleados que han demostrado tener la aptitud para aprender una ocupación completamente nueva y el “Upskilling” se centra en proporcionar formación a los empleados que necesitan aprender nuevas habilidades para mejorar su rendimiento actual sin cambiar su posición o trayectoria profesional.

En la ilustración les comparto el proceso que seguimos en Logopolis para el diseño y desarrollo de contenidos educativos digitales, consúltenos para acompañarlos en este reto de formación en línea (Ver imagen).

Proceso de Diseño y Desarrollo de Contenidos Educativos Digitales

Continuidad del Negocio

En estas épocas que estamos viviendo cobra mayor valor lo planteado por la norma ISO 22301, “seguridad de la sociedad – sistemas de gestión de la continuidad del negocio”, para que empresas y organizaciones verifiquen las buenas prácticas que se tienen para la continuidad del negocio (Business Continuity Management BCM).

Se requiere potenciar tres componentes: gestión de crisis, continuidad de las operaciones, atención de emergencias. La primera para proteger el prestigio de la organización y custodiar el bienestar de los grupos de interés ante situaciones de crisis que pongan en riesgo la permanencia y el cumplimiento de los objetivos estratégicos, sugiero consultar la completa guía de Protiviti.

La continuidad de operaciones tiene que ver con salvaguardar las operaciones críticas de la organización a través de procedimientos, recursos, pruebas y aspectos requeridos para recuperar las actividades criticas ante un evento o incidente de perturbación del negocio.

La atención de emergencias para proteger a las personas, el medio ambiente y los activos ante la manifestación de un incidente y tomar las medidas necesarias para evitar la amplificación de los impactos negativos de este, sugiero consultar el sello de bioseguridad del MinComercio en Colombia.

Si bien al día de hoy se esta operando contra la crisis sanitaria, se debe tener presente que también existen otras situaciones como desastres naturales, fallos internos, fallos energéticos o ataques cibernéticos por los que se debe gestionar la continuidad del negocio.

Guía publicada por la Fundación Protiviti

Servicios en Línea en la Crisis Sanitaria

La transformación digital venia invitándonos a aprovechar al máximo los entornos digitales para generar valor, para innovar, para ser sostenibles, hoy en día las tecnologías digitales están permitiendo a la sociedad enfrentarse a los fenómenos de la crisis sanitaria, para el uso de lo digital en el aislamiento en casa, en el teletrabajo, en el estudio apoyado por medios virtuales, para la comunicación y para la formulación de propuestas para los sectores mas apremiados por la crisis: transporte, turismo y ocio, construcción y bienes inmuebles, fabricación, petróleo.

Con Meet, con Teams, con Zoom (con todas las precauciones de seguridad) o con Goto Meeting por citar algunos, nos conectamos con los demás uno a uno, o con varios, para reuniones, clases y trabajo compartido, incluso Facebook habilito su poderosa herramienta workplace.

Oracle libero cursos y certificados, Coursera libero cursos para todos, la asociación de editoriales universitarias de Colombia  (ASEUC) libero sus documentos electrónicos dejándolos con acceso open, la red de universidades de México (RIE360) habilito recursos educativos en época de Covid-19, el catálogo en línea de Hardvard.

El MinTIC en Colombia, ofreció a los empresarios del país crear páginas web gratis, el BID abrió una convocatoria para estas circunstancias excepcionales que se viven en el mundo y América Latina, la “Iniciativa de Bienes Públicos Regionales”, la simulación de la Universidad de los Andes para escenarios post-cuarentena.

Economía de la Distribución

Me llamo mucha la atención una publicación sobre los colores de la economía, para enriquecer las miradas de la economía naranjaeconomía digital y economía colaborativa que hemos tratado en otros blogs.

La economía del conocimiento y la economía verde deben estar siempre en cada una de estas economías tanto por la sociedad del conocimiento  que estamos viviendo como por la prioridad en los temas ambientales y los objetivos de desarrollo sostenible.

Están entonces la economía azul asociada al cuidado del medio ambiente, la economía roja relacionada con el consumismo, la economía amarilla enfocada en productos de ciencia y tecnología, la economía negra relacionada a los negocios ilegales, la economía gris que están ocultas ante el estado para no pagar impuestos.x

Otra es la economía plateada relacionada con la tercera edad y todos los productos y servicios requeridos por esta población en el mundo, más allá de la economía los colores también marcarían temas de inclusión y equidad, con toda seguridad para las economías que no sean ilegales o nefastas para la humanidad.

El mundo requiere frente a estas movilizaciones sociales masivas que se están dando en diversos países, romper los esquemas de poder del sistema económico hegemónico que ha enriquecido a una pequeña parte de la población por la distribución equitativa de la riqueza, por un ejercicio político transparente y para el bien común, por un cambio como el propuesto por los actuales nobel de economía “determinación de las leyes que rigen la distribución como problema primordial de la economía política”.

Hacia la superación del capitalismo como lo plantea el economista Thomas Piketty proponiendo “sustituir los acuerdos de libre circulación de capitales para distribuir el poder en las empresas entre accionistas y asalariados”.

Fuente de la Imagen: Bernardo Toloza / Archivo EL TIEMPO
Unidades de I+D+i en las empresas y organizaciones

Unidades de I+D+i en las empresas y organizaciones

Por estos días estamos ofreciendo en nuestro Campus Virtual el curso de “Gestor de Procesos de I+D+i” con el fin de capacitar a las personas en como establecer, implementar, administrar y mantener procesos de I+D+i en las empresas y organizaciones bajo la norma NTC5801.

Para impulsar I+D+i en las empresas y organizaciones se propone trabajar en un sistema de gestión compuesto por: estrategia de gestión, gobierno, gestión de la innovación, sistema de conocimiento, servicios de gestión de la innovación, servicios de gestión del conocimiento y transferencia (uso y apropiación).

La estructura del sistema permite a las empresas y organizaciones definir e incorporar procesos y estrategias de planificación para concebir servicios y planes de acción, con roles, responsabilidades y semblanzas de las personas involucradas en la gestión de I+D+i, además de formas de uso y apropiación (transferencia) del conocimiento para la innovación alineados con la propuesta de valor de la empresa, para aportarle a la competitividad y la productividad organizacional.

Se proponen también guías, metodologías, herramientas y recursos que harán posible la implementación y puesta en funcionamiento de las unidades de I+D+i en ambientes reales de oficina, consúltenos para tener el gusto de acompañarlos.

Feminnova

Tuve el honor de ser postulada al Premio Mujer Confa 2019-2020, actividad que reconoce “La labor social de la mujer caldense y exalta el quehacer de todas aquellas mujeres que innovan, son creativas y ponen el corazón para servir y ayudar a los demás con obras sociales que impactan en la calidad de vida de los grupos poblacionales y aportan al bienestar de los mismos”, Confa.

Mi obra para esta postulación ha girado, durante los dos últimos años, alrededor de la comunidad Feminnova, “mujeres innovando con TIC”, colectividad que reúne aproximadamente a 500 mujeres para intercambiar experiencias que permitan a las mujeres avanzar en competencias y capacidades para innovar (ver figura con la propuesta de habilidades y destrezas que se privilegian en la comunidad”.

Este marco de actuación se ha venido consolidando gracias a la confianza y aporte de todas las mujeres miembro de FEMINNOVA, quiero destacar en estas líneas que si bien se me reconoce como líder de la comunidad es realmente gracias al trabajo y confianza de todas que hemos podido realizar esta construcción colectiva de conocimiento.

Legaltech, Transformacion Digital para Abogados

La transformación digital tiene que ver con robots colaborativos, “Hay un robot en el despacho de mi abogado”, con inteligencia artificial, “¿sustituirá la inteligencia artificial a los abogados?”,  “el análisis de datos impacta a los abogados”, son algunas de las revoluciones del “Legaltech”, que “hace referencia al uso de la tecnología y de softwares para ofrecer servicios jurídicos” según la wiki.

En la figura se aprecian los factores de cambio que están movilizando el LegalTech, según Deloitte.

Se puede ver un auge creciente de ofertas de nuevas tecnologías dirigidas a las distintas ramas y campos de acción de los abogados, en “discover legal” de la Universidad de Stanford, se pueden consultar hasta 1240 tecnologías digitales y de transformación digital.

Existen aplicaciones para empoderar también a los ciudadanos para reclamaciones en línea, gestión de evidencias digitales, marketplaces jurídicos, contratos en línea, analítica de datos, procesos legales y software de gestión.

Fuente de la imagen: https://www2.deloitte.com/

Economía de las plataformas, la precarización del trabajo

Un trabajo precario suele estar mal remunerado y poco sindicalizado, y carece de prestaciones importantes, como las cotizaciones a la pensión, licencias de enfermedad o licencias parentales, puede dejar a los trabajadores vulnerables a la presión, el abuso o la explotación. Por tanto, tiene efectos sobre la vivienda, la salud y la vida familiar, el trabajo precario a menudo se extiende a vidas precarias.

Si bien esta oferta como se aprecia en la figura está afectando a todo tipo de personas, los jóvenes tienen muchas más probabilidades de ser empleados que otros grupos; en empleos atípicos e inseguros, independientemente de su educación y cualificaciones (consulte aquí la generación “nini”).

El caso de Rappi está alertando sobre la explotación bajo contratos como: temporales, irregulares a tiempo parcial, autónomo regulares, autónomo ficticios o pago  por rendimientos asociados a las plataformas digitales.

Existen plataformas de microtareas en línea como glovo y Cabify, para personal de cuello azul (trabajos para la jerarquía más baja de las empresas) como: wonolo, jobtoday, o para trabajadores de cuello blanco (trabajadores tradicionales de oficina pero tercerizados) como: upwork, wisar.

Este fenómeno de la “precarización” está generando también un traslado hacia el arriendo de los bienes sobre la propiedad y la pertenencia, como lo señala el país en este artículo.