Habilidades blandas o ‘soft skills’.

Las personas deben potenciar su versatilidad, formación continua, dominio de las tecnologías digitales y capacidad de transformación.

La sociedad digital requiere de un nuevo perfil del trabajador, se requiere de versatilidad, formación continua, dominio de las tecnologías digitales y capacidad de transformación. La automatización dejará pocos roles intactos, y no todos se volverán a capacitar o reasignar con éxito, este es el desafío de los tiempos que se están viviendo. “La propia evolución de la sociedad y de las tecnologías hace no solo que las profesiones cambien sino que surjan nuevas que ni hoy mismo podemos vislumbrar”: explica Susana Jurado, responsable de Innovación Abierta con el mundo académico en Telefónica.

Las habilidades blandas pueden apoyar la “Reubicación” o trasladar a alguien a otra parte de la empresa, a “Mejorar las habilidades”, o tomar la esencia de lo que hacen los colaboradores y mejorarlo, ayudándolos a ser más avanzados, más talentosos en lo que hacen. Y “recapacitación”, que es de la escuela clásica de entrenarlo en algo nuevo asociado por lo general a la transformación digital y la cuarta revolución industrial. 

Si muchas personas desarrollan habilidades duras (Hard Skills), la diferencia está en las habilidades blandas, que son rasgos de personalidad y comportamientos, las habilidades blandas no se refieren al conocimiento que posee, sino a los comportamientos que muestra en diferentes situaciones. 

Son habilidades como: resolución de problemas y conflictos, habilidades de comunicación efectiva, autodirección, adaptabilidad y flexibilidad, trabajo en equipo, confianza, liderazgo, creatividad, ética de trabajo e integridad. 

Para demostrar un alto nivel de responsabilidad, asegúrese de que puede dominar estas habilidades: Integridad, Disciplina, Motivación, Escrupulosidad y Responsabilidad. Trabajar en equipo hacia un objetivo común requiere la intuición y la perspicacia interpersonal para saber cuándo ser un líder y cuándo ser un oyente. Tomar buenas decisiones requiere la capacidad de poner las cosas en perspectiva, sopesar las opciones, evaluar toda la información relevante y anticiparse a las consecuencias, buenas y malas. La gestión del tiempo está estrechamente relacionada con la capacidad de trabajar bajo presión y dentro de plazos ajustados.

Finalmente los invito a consultar el pacto digital de telefónica para gestionar la transición digital poniendo a las personas en el centro bajo los principios de: 

– Impulsar la digitalización para una sociedad y economía mas sostenible.

– Mejorar la confianza mediante un uso ético y responsable de la tecnología. 

– Abordar las desigualdades invirtiendo en competencias digitales y adaptando el estado de bienestar. 

– Construir una conectividad inclusiva y sostenible. 

– Asegurar una competencia equilibrada.

 

Foto: https://elblogdeava.com/2017/01/26/como-poner-soft-skills-en-el-curriculum/

Tendencias Emergente ante la Crisis Sanitaria

Redefinir los espacios de trabajo, las competencias de las personas y las cadenas de valor apoyadas en las tecnologías digitales. 

Room Office” es una de estas tendencias de lugar de trabajo. Consiste en pagar habitaciones o suites de hoteles por horas o  días con el fin de teletrabajar,  con todas las comodidades que ofrece un espacio adaptado para este fin, junto con el cumplimiento estricto de protocolos de bioseguridad. Los lugares de trabajo se convertirán en centros de colaboración para lograr objetivos comunes. En comparación con sólo proporcionar un lugar para que las personas trabajen.

La aceleración de la transformación digital está obligando a las empresas a tomar medidas radicales para adoptar avances tecnológicos y modernizar su cultura, sus estructuras organizativas, sus sistemas de medición y las arquitecturas operativas.  El reto es estar continuamente preparados para cambiar, asumir riesgos calculados y afrontar el fallo rápidamente o es probable que su negocio se interrumpa.  Por lo tanto, acelerar la transformación digital se convertiría es una de las principales prioridades de las empresas para garantizar la continuidad del negocio, mejorar la productividad y lanzar nuevos modelos de negocio para seguir siendo competitivos.

Otra tendencia es el Talento humano a pedido, ya que las empresas y las personas están adoptando modelos y plataformas de fuerza laboral bajo demanda habilitados por la tecnología. El reto es mejorar la planificación de la fuerza laboral, la gestión financiera y el acceso a diversas competencias digitales. Las empresas deben comprender y aprender cómo involucrar y retener el talento bajo demanda con programas, estrategias y herramientas mejoradas de Gestión de Personas para generar valor para la fuerza laboral bajo demanda.

Están apareciendo cadenas de suministro de varios niveles apoyados en tecnologías digitales, capaces de rastrear componentes críticos incluido el origen del suministro y el valor agregado incremental, con nuevas formas de interactuar con los clientes, gestionar inventarios, optimizar la producción y distribución, la gestión logística y la gestión de efectivo / capital.  En la era posterior a la COVID-19, las empresas necesitan crear un nuevo valor innovador para sus clientes de forma continua, mediante alianzas y asociaciones estratégicas entre los ecosistemas empresarias y-o digitales, no solo localmente. La creación de valor se convertirá en un gran desafío en un entorno empresarial que cambia rápidamente.

Nuevas leyes para regular las multinacionales tecnológicas.

Nuevas leyes en Europa pretenden regular a firmas del grupo GAFAM: Google, Amazon Facebook, Apple y Microsoft.

La nueva Ley de Servicios Digitales de Europa (DSA) pretenden fomentar la innovación, el crecimiento y la competitividad, facilitar la ampliación de plataformas más pequeñas, pymes y empresas emergentes. Las responsabilidades de los usuarios, plataformas y autoridades públicas se re-equilibran de acuerdo con los valores europeos. Colocando a los ciudadanos en el centro de los beneficios. 

La ley está dirigida a proteger mejor a los consumidores y sus derechos fundamentales en línea, a establecer una transparencia poderosa y un marco claro de responsabilidad para las plataformas en línea y a fomentar la innovación, el crecimiento y la competitividad en los mercados. 

Los beneficios para los ciudadanos son: 

– Más opciones y precios más bajos.

– Menor exposición a contenido ilegal.

– Mejor protección de los derechos fundamentales.

Los beneficios para los proveedores de servicios digitales son: 

– Seguridad jurídica y armonización de normas.

– Facilidad de prestar los servicios al mercado europeo.

Los beneficios para los usuarios comerciales son: 

– Más opciones y precios más bajos.

– Acceso a los mercados de la UE a través de diversas plataformas.

– Campo de juego nivelado contra los proveedores de contenido ilegal.

Los beneficios para la sociedad en general son: 

– Mayor control democrático y supervisión de las plataformas sistémicas.

– Mitigación de riesgos sistémicos como manipulación o desinformación.

Mientras que la Ley de Mercados Digitales (DMA) establece un conjunto de criterios objetivos estrictamente definidos para calificar a una gran plataforma en línea como un llamado “guardián”. Esto permite que la DMA se mantenga bien orientada al problema que pretende abordar en lo que respecta a las grandes plataformas en línea sistémicas. En busca de: 

– Los usuarios empresariales que dependen de los guardianes para ofrecer sus servicios en el mercado único disfrutarán de un entorno empresarial más justo.

– Los innovadores y las empresas emergentes de tecnología tendrán nuevas oportunidades para competir e innovar en el entorno de la plataforma en línea sin tener que cumplir con términos y condiciones injustos que limitan su desarrollo.

– Los consumidores tendrán más y mejores servicios para elegir, más oportunidades para cambiar de proveedor si así lo desean, acceso directo a los servicios y precios más justos.

– Los guardianes mantendrán todas las oportunidades para innovar y ofrecer nuevos servicios. Simplemente, no se les permitirá utilizar prácticas desleales con los usuarios comerciales y los clientes que dependen de ellos para obtener una ventaja indebida.

Foto: https://www.mundiario.com/articulo/sociedad/destruir-internet-tecnofascismo/20190328151527149690.html

La relevancia de la experiencia de usuario en la transformación digital

El diseño de interfaces de usuario (UI) para máquinas y programas informáticos, como computadoras, electrodomésticos, dispositivos móviles y otros dispositivos electrónicos son diseños digitales para maximizar la facilidad de uso y la experiencia digital. 

La experiencia del usuario (UX) son las emociones y actitudes de una persona sobre el uso de un producto, sistema o servicio digital en particular. Incluye los aspectos prácticos, experimentales, afectivos, significativos y valiosos de la interacción humano-computadora y la propiedad del producto. Además, incluye las percepciones de una persona sobre aspectos del sistema como la utilidad, la facilidad de uso y la eficiencia.

La experiencia del usuario puede ser de naturaleza subjetiva en la medida en que se trata de la percepción y el pensamiento individual con respecto a un producto o sistema. La experiencia del usuario varía dinámicamente y se modifica constantemente con el tiempo debido a las cambiantes circunstancias de uso. La experiencia de usuario simplificada se trata de cómo un usuario interactúa con un producto y lo experimenta.

Las tendencias en diseño de experiencias de usuario parten de comprender los contenidos (cuantitativos y cualitativos), realizar encuestas simples con los usuarios, disponer de datos relevantes, comprender las tendencias de los entornos y los dispositivos digitales y la capacidad de crear imágenes o visualizaciones gráficas. 

Se debe establecer el concepto de diseño, comprender las palabras clave del concepto. Comprender las tendencias de los entornos y dispositivos digitales. La capacidad para identificar las características de los contenidos que piden las audiencias y  la posibilidad de contar historias pertinentes para estas audiencias. 

La transformación digital es la implementación de productos y servicios en el ecosistema de la empresa. El diseño de experiencias de usuario es el proceso de crear y validar ideas, un proceso antes de lanzar una idea como producto o servicio en el ecosistema de la empresa, US para continuar generando y refinando ideas en todas las etapas de desarrollo y mantenimiento en los entornos digitales. 

La experiencia del usuario puede ser de naturaleza subjetiva en la medida en que se trata de la percepción y el pensamiento individual con respecto a un producto o sistema. La experiencia del usuario varía dinámicamente y se modifica constantemente con el tiempo debido a las cambiantes circunstancias de uso. La experiencia de usuario simplificada se trata de cómo un usuario interactúa con un producto y lo experimenta.

Buenas Prácticas de Ventas para tener éxito en los Entornos Digitales

El foco está en determinar cuáles prospectos tienen problemas para que mis productos y-o servicios los puedan resolver. La era digital ha traído un cambio en las formas en que los comerciantes venden, especialmente B2B (Business to Business), donde hay múltiples partes interesadas y acuerdos continuos. Hoy en día, los equipos de ventas manejan múltiples canales digitales, diversos antecedentes de clientes, necesidades comerciales cambiantes y prospectos que están cada vez más bien informados. Por ejemplo, los clientes ya están en el camino de comprar antes de contactar a un representante de ventas.

Para atraer a nuevos clientes y hacer que vuelvan debemos considerar la siguiente lista de chequeo: 

  • La propuesta de venta (valor) es única y todos los miembros del equipo de colaboradores la conocen y la entienden.
  • Se tiene interiorizado el valor de los clientes y se trata de mejorar continuamente para fidelidad y captura de leads.
  • Se han planteado objetivos claramente definidos para los productos y servicios y no intentamos hacer todo para todos.
  • Utilizamos un plan de marketing paso a paso para aumentar los clientes, los ingresos y los beneficios.
  • Disponemos de varias formas sistematizadas de generar clientes potenciales para los productos y servicios.
  • Disponemos de al menos 3 estrategias para aumentar el promedio de ventas y la frecuencia de los clientes.
  • Se tiene una estrategia de marketing digital (online). Por ejemplo, marketing de contenidos y trabajo en redes sociales para apoyar los métodos tradicionales.
  • Se dispone de directorios de empresas en línea y de perfiles completos con datos relevantes.
  • Disponemos de un sitio web actualizado, optimizado para los motores de búsqueda y con un amplio contenido.
  • Disponemos de al menos una estrategia para crear alianzas o socios estratégicos que apoyen nuestro crecimiento.
  • Disponemos de un método formal para conseguir referencias de clientes que nos ayuden a hacer crecer nuestro negocio.
  • Disponemos de un método para obtener testimonios de clientes y opiniones en línea.
  • Disponemos de una base de datos de marketing para aumentar las relaciones con los clientes potenciales y posibles alianzas.
  • Recurrimos a especialistas para que nos ayuden con nuestra creatividad y marketing cuando sea necesario.
  • Sólo hacemos publicidad cuando podemos probar y medir los resultados. Nunca hacemos publicidad al azar.
  • Aprovechamos las tecnologías digitales para el marketing, las ventas y el servicio al cliente.
  • El equipo de ventas tiene objetivos de ventas y es responsable de alcanzarlos.
  • El equipo de ventas dispone de materiales digitales: venta de calidad y página web. así como otras herramientas digitales necesarias para el éxito.
  • El equipo de ventas recibe formación periódica tanto sobre el producto como sobre las habilidades de venta para ayudarles a alcanzar los objetivos.
  • El equipo de ventas tiene un plan de incentivos, basado en los beneficios, para maximizar las ventas y los beneficios. 
  • Contamos con estrategias para mantenernos en contacto con nuestros clientes actuales/antiguos.
  • Hacemos un seguimiento constante de los clientes después de la venta para obtener sus comentarios e ideas.
  • Realizamos una encuesta anual de satisfacción del cliente para solicitar su opinión e implementar algunas  mejoras.
  • Disponemos de estrategias para sorprender a nuestros clientes y así lograr incentivarlos para que compartan la información de la empresa.
  • Utilizamos las redes sociales para atraer a nuestros clientes y promocionar nuestro negocio.
  • El servicio al cliente es el trabajo de todos. Atender al cliente es tan importante como hacer la venta.

Consúltenos para ayudarles a potenciar sus metodologías de ventas Sandler, MEDDIC, SNAP, Challenger, entre otras. Para aprovechar los datos, para prepararse a fondo y aprovechar las “llamadas de ventas”, para establecer una estrategia Omnicanal, y también personalizar sus productos y servicios. 

Buenas Prácticas Comerciales para tener éxito en los Entornos Digitales

Una forma mucho mejor de adaptarse a las nuevas circunstancias y realizar los cambios adecuados es prestar atención a prácticas de negocio exitosas y la forma en que se interiorizan. Debido a esto, las mejores prácticas comerciales incluyen descubrir y utilizar las formas óptimas de operar para alcanzar los objetivos comerciales. El proceso implica mantenerse al tanto de las últimas tendencias operativas de empresas exitosas y compararlas con sus formas de manejar esas mismas operaciones.

Existen prácticas que son reconocidas como malas y sugiero examinarlas para erradicarlas. Estas son, tratar de hacer todo usted mismo, crecer sin un plan estratégico, combinar recursos comerciales y personales (líneas difusas entre los negocios y los espacios personales pueden complicar las cosas), moverse por la perfección, y por último, renunciar a la primera señal de fracaso.

Para implementar las mejores prácticas comerciales tenga en cuenta:

  • Celebrar reuniones periódicas. Para realinear los principios y obtener una nueva perspectiva sobre diversas operaciones y prácticas comerciales. Para nutrir constantemente, los valores fundamentales de la empresa y asegurarse de que todos estén en el mismo camino.
  • Mantener un buen equipo. Con colaboradores que confían entre ellos y comparten la visión de la empresa. Un equipo diverso y profesional. Las diferentes perspectivas traen diferentes opiniones y deben ser bien recibidas dentro del equipo porque juegan un papel vital en la creación de un objetivo claro.
  • Recompensar siempre el esfuerzo. Una de las mejores prácticas de gestión es siempre hacer que los colaboradores se sientan valorados. La recompensa motiva a las personas a mejorar y lograr más. La lealtad a la empresa se basa en el aprecio que sienten los colaboradores por lo que hacen y para quien lo hacen.

A continuación, les propongo una lista de control para chequear si dispone de buenas prácticas comerciales:

Dominio del direccionamiento estratégico

  • Se tiene una visión clara de hacia dónde va la empresa y se tiene escrita con todo detalle.
  • Los valores de la empresa están definidos por escrito y se utilizan para tomar decisiones.
  • Se tiene una misión clara que está por escrito y se comparte con los demás.
  • Se tienen objetivos empresariales SMART y se revisan con frecuencia.
  • La empresa tiene un plan escrito y en ejecución con objetivos estratégicos.
  • La empresa realiza un análisis DAFO anual y lo utiliza para la planificación.
  • El plan de acción de la empresa se utiliza, se mide y se actualiza trimestralmente.
  • Las responsabilidades individuales para alcanzar los objetivos financieros y de otro tipo están claramente definidas.
  • El equipo de colaboradores participa en las sesiones de planificación y los objetivos empresariales.
  • Se comunican entre sí.

Dominio de productos y servicios

  • Se verifica que satisfacen las necesidades de una audiencia, y al mismo tiempo que sean, sean rentables y beneficiosos.
  • Se mide el pulso al mercado (clientes) a través de encuestas, comentarios e investigaciones.
  • Se dispone de un nicho para los productos/servicios y no se compite por el precio.
  • Se tiene un posicionamiento claro (por ejemplo, comodidad, calidad) para la empresa y los productos y
  • Se evalúa el posicionamiento de productos, entrega y precios al menos una vez al año, y se ajustan según sea necesario.
  • Se buscan oportunidades para ampliar o mejorar los productos y servicios teniendo en cuenta los objetivos de rentabilidad.
  • Las estrategias de precios están vinculadas al valor y a maximizar los márgenes
  • El equipo de colaboradores conoce las características y ventajas de los productos y servicios.
  • Se conoce bien a los competidores y sus prácticas.
  • Se busca y aprovecha las oportunidades de productos recurrentes y/o residuales.
  • Encuestamos a los clientes para encontrar nuevas ideas de productos y servicios o formas de mejorar las ofertas actuales.
  • El equipo de colaboradores conoce los márgenes de beneficio de todos los productos y servicios.

Contáctenos para compartirles también las listas para los dominios de: operaciones, talento humano y de beneficios financieros.

Confianza Digital

“En términos generales la confianza es la alta probabilidad de que un actor externo realice una acción que es beneficiosa (o al menos no perjudicial) para otros, de forma que se considere una cooperación con dicho actor”: Gambetta, 2000. La confianza es la base de todas las interacciones humanas, la confianza digital es el conocimiento que cada empresa está creando y entregando como la mejor experiencia posible para sus clientes a través de sus artefactos, entorno y plataforma digital. La confianza digital es la base de todas y cada una de las interacciones en la sociedad digital.

“En la transformación digital, la confianza digital se entiende como la calidad de la interacción que se deriva de la actividad empresarial y gubernamental en línea (por medios digitales)”: Smart Societies, 2017 . Así mismo, la seguridad digital es la situación de normalidad y de tranquilidad en el entorno digital como uno de los elementos claves para establecer confianza digital.

Para avanzar en la confianza digital las empresas pueden permitir a los clientes evaluar la identidad digital de la empresa y sus ofertas en línea. Hacer que las políticas de privacidad y las condiciones de servicio sean fácilmente accesibles y comprensibles. También, aclarar cómo funcionan los algoritmos de inteligencia artificial para proporcionar una línea de visión del tiempo y el estado de productos y servicios en las cadenas de suministro. Todas estas recomendaciones para avanzar en transparencia y accesibilidad.

De igual manera, para avanzar en la ética digital se deben resolver las quejas en línea de una manera sensible y oportuna. Detener la desinformación junto con fomentar la inclusión con herramientas que prueben la equidad y detecten los sesgos. Además, aplicar salvaguardias para promover el bienestar de los interesados junto con controles digitales que eviten el uso no ético o inapropiado de la tecnología.

En cuanto a privacidad y control se puede avanzar usando diferentes tipos de controles en los datos personales de los usuarios mejorando la precisión de los datos que se entregan a los consumidores y en ser moderado con la información personal identificable. Así mismo, En seguridad y fiabilidad avanzar en la verificación de la identidad de las personas que afirman ser clientes o proveedores para reducir la suplantación de identidad y el fraude, alertar proactivamente a los usuarios en caso de actividad sospechosa en la cuenta y usar la automatización y la inteligencia artificial para reducir tanto los errores como el fraude.

Transformación Digital de los Canales de Venta

La transformación digital es un cambio cultural, organizacional y operativo de una organización, industria o ecosistema a través de una integración inteligente de tecnologías, procesos y competencias digitales en todos los niveles y funciones de una manera estratégica y por etapas. Ahora bien, hoy abordamos lineamientos para las PYMES.

Para las ventas las empresas esperan potenciar sus canales digitales para ir más allá del multicanal y llegar al nivel del omnicanal.

El multicanal se basa en la suposición de que los clientes eligen una forma principal de participar accediendo a las tiendas físicas o la Web. Antes de la transformación digital, cada canal se tendía a gestionar de forma aislada con equipos, presupuestos, procesos, herramientas, estructuras de informes y objetivos de ingresos dedicados.

Con tantas plataformas tecnológicas disponibles los clientes hoy en día navegan entre muchos puntos de contacto digitales para una sola compra. Usando varias tecnologías que le permiten dictar cómo y dónde quieren participar y recibir servicios. Desde la perspectiva del cliente, un servicio esperado significa “buscar en la Web mediante el teléfono inteligente para agregar artículos a la canasta de compra, investigar los hallazgos en el computadora portátil o de casa, visitar tiendas para revisar artículos y buscar cupones y comparar precios en el móvil mientras está en la tienda física”. Para esto se requieren de servicios omnicanal donde están integrados todos los datos.

Por último, la transformación digital en los canales de ventas debe posibilitar el desarrollo de nuevas competencias en torno a las capacidades para ser más ágil y facilitar  la orientación a las personas, ser innovadores y centrados en el cliente, optimizados, eficientes y capaces de aprovechar oportunidades para cambiar el statu quo y sacar provecho a los macrodatos y los nuevos datos que se obtengan.

Consulte nuestros servicios para apoyarlos en la transformación digital.

El futuro del trabajo para los jóvenes en la Transformación Digital

El mundo del trabajo está cambiando. La globalización, el cambio climático, los cambios demográficos y los avances tecnológicos: son las mega tendencias globales que están provocando una evolución. La digitalización está generando una gran demanda de nuevos empleos que requieren competencias digitales que los jóvenes nativos digitales, centennials y millennials puedan aprovechar. Por ejemplo, soporte y operaciones digitales, operación de centros de datos, gestor de inteligencia de negocios, analista de datos, diseñador de experiencias inteligentes e innovadoras, gestor de servicios digitales, gestor de la calidad digital, defensor de la convivencia digital, diseñador de productos digitales, gestor de redes, gestor de la comunidad digital, análisis de riesgos y amenazas, ofensiva de ciberseguridad, computación forense, comunicador digital, director de cuentas comerciales, marketing digital, entre otros.

Las políticas y los marcos de gestión y operación para el trabajo de los jóvenes deben considerar: competencias, acceso a la protección social, derechos y bienestar en el trabajo, y las preocupaciones medioambientales y de equidad. Las competencias que se tienen que tener en cuenta son habilidades digitales, habilidades blandas para sacar ventaja de la nueva tecnología, habilidades creativas y de adaptabilidad, habilidades relacionadas con la sostenibilidad y la preparación para enfrentar los impactos del cambio climático.

La premisa y la práctica de la asistencia social contributiva y de los sistemas de pensiones deben adaptarse a las nuevas trayectorias de empleo y en un futuro a los cambios en el tipo y la disponibilidad de trabajar para asegurar que sigan siendo adecuados, justos, actualizados y aptos para los jóvenes. En la era digital se debe salvaguardar los derechos de los jóvenes trabajadores y su bienestar para asegurar un equilibrio de la vida laboral y personal protegiendo el derecho a la privacidad y preservando el espacio para la negociación colectiva. Además, de mayor flexibilidad en el trabajo por horas y por el uso de la tecnología que está fomentando el trabajo a distancia.

Se debe pensar en cómo asegurar a los jóvenes y a las organizaciones juveniles que sean incluidas en la configuración de las políticas y programas diseñados para responder a las necesidades en el cambiante mundo del trabajo. Así mismo, estimular su participación en ecosistemas maduros de emprendimiento e innovación.

La era de los Criptoactivos

Antes del inicio de la Pandemia, las criptomonedas estaban enfrentándose al fenómeno burbuja de muchas de las iniciativas asociadas al Internet y las tecnologías digitales, estaban perdiendo credibilidad y empuje, ahora están en auge, ya que se cuestiona el uso del dinero físico por foco de contaminación, porque se están privilegian los pagos digitales, por la masificación de actividades remotas realizadas desde casa (trabajo, educación, diversión, asistencia a eventos en línea concurridos, etc.).

Facebook con todo su poder, libero “Libra”, su criptomoneda y a Calibra como la plataforma de pagos de la red social, alimentando ambas tecnologías con una nueva versión de blockchain. Las instituciones financieras tradicionales están haciendo inversiones en cripto-organizaciones como Bitgo, para la custodia, negociación y finanzas de activos digitales institucionales; Nomura, ofrece como Banco de Asia, transacciones y envíos de criptomonedas a cualquier parte del mundo.   

El ecosistema de los criptoactivos ofrece minado, blockchain, monedas estables y servicios de tokenización, que es el proceso de sustitución de datos sensibles por símbolos de identificación únicos que retienen toda la información esencial sobre los datos sin comprometer su seguridad. Para el registro contable y de impuestos pueden consultar la guía de proveedores de servicios de activos virtuales, que pretende ayudar a los países y a los proveedores de servicios de activos virtuales a comprender sus obligaciones contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, y a implementar de manera efectiva los requisitos del GAFI* según se apliquen a este sector.

Las mejores prácticas para dinamizar e ir en el camino seguro para invertir y gestionar Criptoactivos, están en el trabajo mancomunado para las buenas prácticas de control gubernamental, de regulación y cumplimiento legal, de auditoria, de políticas contra el blanqueo de capitales (AML, en inglés), del proceso de verificación de la identidad de un cliente (KYC, en inglés) y de trabajo multilateral.

* GAFI: El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), reconocido como un actor clave para tales propósitos, es un grupo intergubernamental que establece estándares, desarrolla y promueve políticas para combatir el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo.