El Silencio Digital

En estas épocas de dependencia tecnológica, de estar conectados día y noche, en el hogar y en el trabajo para recibir y emitir datos, información e interacciones con el mundo digital me llamó la atención el libro la “Magia del Silencio” de Kankyo Tannier donde se plantea como enfrentarse al fenómeno de  “falta de tiempo”, del todo va demasiado rápido, parodiándolo quiero compartir con mis lectores unas ideas alrededor del “silencio digital”, por ejemplo, un fin de semana puedes apagar el móvil o ponerlo en modo avión, para relacionarnos cara a cara con nosotros mismos y-o con las personas con las que tenemos afectos.

Incluso por norma de cortesía y deferencia, cuando estamos conversando con las personas que valoramos, recuperar la conversación frente a frente, desconectarnos y saber escuchar y que nos escuchen, recuperar el sentido de compartir, como lo señalaba el filósofo alemán Martin Heidegger “no vamos a renunciar a nuestra propia libertad en nuestro afán por utilizar la nueva tecnología”.

¿Cómo llegar a los centenials (generación Y) y a los táctiles (generación T) para que descubran el valor de la desconexión, la no-inmediatez y el silencio digital?, para darle espacio a los propios pensamientos, percepciones, sentimientos, de saber leer el contexto, el aquí y el ahora, sin reporte de redes sociales y notificaciones. No es posible abordar el silencio, sin abordar el equilibrio entre cuerpo-mente-espíritu, cobra valor el estudio que está realizando la OCDE sobre habilidades sociales y emocionales en esta era digital, para recopilar información sobre:

  • Habilidades sociales y emocionales del alumno
  • Contextos de aprendizaje familiar, escolar y comunitario
  • Características de fondo de alumnos, profesores y padres

Si dejar de acceder a mis blogs por unos instantes espero que cuando retornes sigas disfrutando de las reflexiones y opiniones del aprendizaje organizacional enriquecido por esos instantes de silencio y de encuentro con el yo interior que vivificaste en tu ausencia.

Posted in Responsabilidad social digital and tagged .

Deja un comentario