Computación Cuántica

Los computadores normales funcionan bajo el enfoque binario, que es la menor cantidad de datos disponibles para las computadoras y está representado por ceros y unos, los llamamos bits; los datos son procesados usando lógica binaria (AND, OR, NOT, XOR), estas operaciones lógicas se implementan utilizando interruptores electrónicos controlables.

El equivalente de un bit en la computación cuántica se denomina quantum bit o qubit, en lugar de ser una pequeña pieza de datos como para una computadora normal, los científicos usan objetos cuánticos como electrones, moléculas, fotones o incluso pequeños circuitos electrónicos que muestran efectos cuánticos. Con esta capacidad un computador cuántico podría multiplicar por ejemplo dos números primos de hasta más de 20 dígitos cada uno.

Les recomiendo este video sobre el tema, que dimensiona el concepto y las inversiones cuantiosas que se están haciendo a nivel mundial para liderar y avanzar en la computación cuántica, la comunicación cuántica y los sensores cuánticos; además de empresas y entes gubernamentales como IBMGoogle, el gobierno de Estados Unidos, los europeos y China.

La computación cuántica impactará y logrará, avances generosos de la inteligencia artificial, el modelado molecular, los modelamientos financieros, la criptografía, las predicciones del tiempo y las partículas físicas y químicas como lo señala Singularity University.

Se espera que estos avances impacten: La seguridad cibernética, el desarrollo de fármacos, el modelamiento financiero, mejores baterías, fertilización más limpia, optimización de tráfico, pronóstico del tiempo y cambio climático, inteligencia artificial, captura de energía solar y descubrimiento de materiales electrónicos.

Como lo señala Nicolas Negroponte esta evolución también requiere centrar los esfuerzos en energía nuclear para actuar de forma amigable con el medio ambiente y garantizar la energía para todas estas promesas tecnológicas que deben estar centradas en calidad de vida, sostenibilidad y desarrollo social y humano para todos.

Fuente de la Imagen: Smart Energy.

Etica Digital

La ética digital se refiere al estudio de la implicación de las tecnologías digitales en el escenario social, político y moral de la sociedad, el mayor desafío es el estudio de los riesgos incontrolables inherentes a la incertidumbre creada por estas tecnologías, así como a las cuestiones relativas al uso y apropiación de las tecnologías digitales.  Es el caso de la inteligencia artificial y de los robots interactivos y colaborativos con capacidades de tipo humano que exigen nuevas normas éticas, que precisamente es el caso de la iniciativa “Diseño para un futuro mejor con la ética digital en mente”.

También está el caso de los teléfonos inteligentes, los cuales han generado la mayor parte de la atención centrada en las relaciones sociales en línea en lugar de en las interacciones de la vida real, por lo que se debe evaluar el entorno ético digital actual, para enfrentarse a los retos que plantea la tecnología digital frente a la privacidad personal y al cambio en las relaciones humanas y sociales.

En el mundo moderno, la noción de autonomía y de respeto de las normas de igualdad, equidad, justicia y prácticas democráticas están siendo cuestionadas y se se estan dando manifestaciones a nivel mundial para recuperar el papel del estado de derecho para los ciudadanos, frente al poder colectivo de las corporaciones multinacionales, como Google, Apple, Amazon, Microsoft y Facebook, que dominan cada vez más el espacio de Internet, el ciudadano queda atrapado en medio de todo esto, quedando radicalmente  desempoderados.

¿Ahora bien, qué significa privacidad en una sociedad digital caracterizada por el intercambio masivo de datos?, no puede ser que bajo el precepto “de que no tenemos nada que temer sí que no tenemos nada que ocultar” se actúe accediendo a todos los datos de los ciudadanos; la sociedad debe permitir que la gente haga las cosas en secreto y de una manera privada para que funcione armoniosamente, privilegiando los principios y valores culturales y éticos.

Los algoritmos de las redes sociales, por ejemplo, eligen qué imágenes y anuncios se les muestran a los usuarios cuando se conectan, generando una desventaja para las personas por “desempoderamiento por diseño”, la responsabilidad y vigilancia sobre estas plataformas apenas se está cuestionando y aún no está en favor de los usuarios, sino que estas redes sociales son las que están fijando los valores para el público.

Se requiere de más esfuerzos como el Manifiesto de Davos para “que las empresas colaboren con todos sus grupos de interés en la creación de valor compartido y sostenido”.

Fuente de la Imagen: https://fyaromo.com.co/

Economía de la Distribución

Me llamo mucha la atención una publicación sobre los colores de la economía, para enriquecer las miradas de la economía naranjaeconomía digital y economía colaborativa que hemos tratado en otros blogs.

La economía del conocimiento y la economía verde deben estar siempre en cada una de estas economías tanto por la sociedad del conocimiento  que estamos viviendo como por la prioridad en los temas ambientales y los objetivos de desarrollo sostenible.

Están entonces la economía azul asociada al cuidado del medio ambiente, la economía roja relacionada con el consumismo, la economía amarilla enfocada en productos de ciencia y tecnología, la economía negra relacionada a los negocios ilegales, la economía gris que están ocultas ante el estado para no pagar impuestos.x

Otra es la economía plateada relacionada con la tercera edad y todos los productos y servicios requeridos por esta población en el mundo, más allá de la economía los colores también marcarían temas de inclusión y equidad, con toda seguridad para las economías que no sean ilegales o nefastas para la humanidad.

El mundo requiere frente a estas movilizaciones sociales masivas que se están dando en diversos países, romper los esquemas de poder del sistema económico hegemónico que ha enriquecido a una pequeña parte de la población por la distribución equitativa de la riqueza, por un ejercicio político transparente y para el bien común, por un cambio como el propuesto por los actuales nobel de economía “determinación de las leyes que rigen la distribución como problema primordial de la economía política”.

Hacia la superación del capitalismo como lo plantea el economista Thomas Piketty proponiendo “sustituir los acuerdos de libre circulación de capitales para distribuir el poder en las empresas entre accionistas y asalariados”.

Fuente de la Imagen: Bernardo Toloza / Archivo EL TIEMPO