Buenas Prácticas Comerciales para tener éxito en los Entornos Digitales

Una forma mucho mejor de adaptarse a las nuevas circunstancias y realizar los cambios adecuados es prestar atención a prácticas de negocio exitosas y la forma en que se interiorizan. Debido a esto, las mejores prácticas comerciales incluyen descubrir y utilizar las formas óptimas de operar para alcanzar los objetivos comerciales. El proceso implica mantenerse al tanto de las últimas tendencias operativas de empresas exitosas y compararlas con sus formas de manejar esas mismas operaciones.

Existen prácticas que son reconocidas como malas y sugiero examinarlas para erradicarlas. Estas son, tratar de hacer todo usted mismo, crecer sin un plan estratégico, combinar recursos comerciales y personales (líneas difusas entre los negocios y los espacios personales pueden complicar las cosas), moverse por la perfección, y por último, renunciar a la primera señal de fracaso.

Para implementar las mejores prácticas comerciales tenga en cuenta:

  • Celebrar reuniones periódicas. Para realinear los principios y obtener una nueva perspectiva sobre diversas operaciones y prácticas comerciales. Para nutrir constantemente, los valores fundamentales de la empresa y asegurarse de que todos estén en el mismo camino.
  • Mantener un buen equipo. Con colaboradores que confían entre ellos y comparten la visión de la empresa. Un equipo diverso y profesional. Las diferentes perspectivas traen diferentes opiniones y deben ser bien recibidas dentro del equipo porque juegan un papel vital en la creación de un objetivo claro.
  • Recompensar siempre el esfuerzo. Una de las mejores prácticas de gestión es siempre hacer que los colaboradores se sientan valorados. La recompensa motiva a las personas a mejorar y lograr más. La lealtad a la empresa se basa en el aprecio que sienten los colaboradores por lo que hacen y para quien lo hacen.

A continuación, les propongo una lista de control para chequear si dispone de buenas prácticas comerciales:

Dominio del direccionamiento estratégico

  • Se tiene una visión clara de hacia dónde va la empresa y se tiene escrita con todo detalle.
  • Los valores de la empresa están definidos por escrito y se utilizan para tomar decisiones.
  • Se tiene una misión clara que está por escrito y se comparte con los demás.
  • Se tienen objetivos empresariales SMART y se revisan con frecuencia.
  • La empresa tiene un plan escrito y en ejecución con objetivos estratégicos.
  • La empresa realiza un análisis DAFO anual y lo utiliza para la planificación.
  • El plan de acción de la empresa se utiliza, se mide y se actualiza trimestralmente.
  • Las responsabilidades individuales para alcanzar los objetivos financieros y de otro tipo están claramente definidas.
  • El equipo de colaboradores participa en las sesiones de planificación y los objetivos empresariales.
  • Se comunican entre sí.

Dominio de productos y servicios

  • Se verifica que satisfacen las necesidades de una audiencia, y al mismo tiempo que sean, sean rentables y beneficiosos.
  • Se mide el pulso al mercado (clientes) a través de encuestas, comentarios e investigaciones.
  • Se dispone de un nicho para los productos/servicios y no se compite por el precio.
  • Se tiene un posicionamiento claro (por ejemplo, comodidad, calidad) para la empresa y los productos y
  • Se evalúa el posicionamiento de productos, entrega y precios al menos una vez al año, y se ajustan según sea necesario.
  • Se buscan oportunidades para ampliar o mejorar los productos y servicios teniendo en cuenta los objetivos de rentabilidad.
  • Las estrategias de precios están vinculadas al valor y a maximizar los márgenes
  • El equipo de colaboradores conoce las características y ventajas de los productos y servicios.
  • Se conoce bien a los competidores y sus prácticas.
  • Se busca y aprovecha las oportunidades de productos recurrentes y/o residuales.
  • Encuestamos a los clientes para encontrar nuevas ideas de productos y servicios o formas de mejorar las ofertas actuales.
  • El equipo de colaboradores conoce los márgenes de beneficio de todos los productos y servicios.

Contáctenos para compartirles también las listas para los dominios de: operaciones, talento humano y de beneficios financieros.

Posted in Transformación Digital.

Deja un comentario